Hace muchos años que nos entusiasma la idea de vivir del arte, el arte simple y complejo a la vez, el arte sin arte, el “hecho a mano”, sin una línea o época pictórica que nos inspire a crear.. solo el sueño de que nuestras habilidades manuales sean el sustento emocional y monetario de nuestros andares. El trabajar con sentido, con sentido para nosotras y con sentido para el que compra una parte de cada una. Si, porque las creaciones hechas a mano son una parte de nuestras vidas… contienen nuestros pensamientos, nuestras alegrías, nuestras puntadas erróneas y nuestros aciertos. Es así como pueden pasar horas, días, semanas hasta que una pieza está terminada y celebramos, reflexionamos, todo esto mientras ya estamos soñando nuestra próxima obra.

Nuestra motivación mayor es ser un espacio de activación de la inteligencia colectiva, un espacio de co creación, co elaboración, transformándonos en un laboratorio vivo, un cowork artístico, artesanal, movilizado desde la intuición, el compromiso y nuestras vidas.